lunes, 29 de junio de 2009

CANO Y CASAÑAS FUERON LA SORPRESA DE LAS ELECCIONES EN TUCUMAN


En la sede de la UCR se vivió un clima festivo, que se extendió hasta la madrugada, con choripanes incluidos.

En la sede de la Unión Cívica Radical (UCR) en Catamarca al 800 todo era euforia. Tanto las cifras oficiales, como las propias y las encuestas a boca de urna, indicaban que José Cano sería el senador por la primera minoría, la aspiración de mínima del Acuerdo Cívico y Social.
El actual legislador provincial fue paseado, una y otra vez andas, mientras decenas de seguidores lanzaban fuegos artificiales, papeles al aire y machacaban sin descanso bombos y redoblantes.

Mientras tanto, se seguía atentamente el desenlace del escrutinio para conocer la suerte de Juan Casañas, candidato en primer término a Diputados, quien al cierre de esta edición lograba alcanzar ese espacio cómodamente, con un margen superior a los 10 mil votos. Además, hay un dato que no es menor, ayer Cano se convirtió en el principal referente de la oposición en Tucumán, y más allá de que alcanzó un escaño en la Cámara Alta, se posiciona como el hombre que puede liderar a los desperdigados antialperovistas.

Todavía en caliente luego de semanas de duro trabajo y una elección difícil, en la cual desde el Acuerdo Cívico y Social conocía lo complicado de afrontar el poderoso aparato del Frente para la Victoria, Cano dijo que a partir de hoy continuará con el trabajo de aglutinar a los opositores a José Alperovich. "Tenemos que ir hacia un gran acuerdo tanto en Tucumán como en todo el país", alcanzó a decir subido a una mesa mientras recibía un baño de gratitud. Luego de un emotivo abrazo con Casañas. dijo que mantenía la esperanza de que el dirigente ruralista llegue al parlamento de la Nación. "Tenemos que esperar cómo evoluciona el escrutinio, existe una posibilidad", expresó.

El renacimiento radical

El Acuerdo Cívico y Social, una alianza que incluyó a la UCR, la Democracia Cristina, el Partido Socialista y la Coalición Cívica, cimentó su elección en el viejo andamiaje de los radicales, con menor poder de fuego que el peronismo, pero fogueado y ducho a la hora de controlar los comicios. Se destaca especialmente el muy buen resultado en Capital, donde al cierre de esta edición alcanzaba casi el 25 por ciento de los votos.
Por la vieja casona radical pasearon dirigentes históricos de los radicales, más que satisfechos con que la UCR vuelva a liderar la oposición en la provincia. También se notó la presencia de dirigentes de Franja Morada, el brazo universitario del partido, que mucho tuvo que ver en la captación de fiscales, del secretario académico de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), José Hugo Saab.
Mientras los chorizos se cocinaban sobre las parrillas, Casañas se mostró "agradecido" por el apoyo de la gente, mientras seguía atentamente la marcha del escrutinio a la espera de que se confirme su ingreso a la Cámara de Diputados. Según sus cálculos, el Acuerdo Cívico alcanzaría casi el 20 por ciento de los votos, cifra suficiente para quedarse con una banca. Con el traje de diputado puesto, dijo que su compromiso es "trabajar por los pequeños y medianos productores", al tiempo que dejó en claro que en el Congreso será "un representante del campo" y su tarea no se limitará a levantar la mano de acuerdo, sino a trabajar por Tucumán".
Cano, quien estrechó cientos de manos y recibió felicitaciones de los cuatros costados, también de acordó del gobernador Alperovich y dejó un mensaje: "Nosotros estamos dispuesto a dar la pelea en caso de que el gobernador pretenda modificar la Constitución y convoque a elecciones de convencionales constituyentes", disparó cuando fue consultado sobre las pretensiones oficialistas de postular al gobernador para un tercer mandato consecutivo.

Sin especulaciones

El flamante senador no se mostró tan claro a la hora de hablar sobre su futuro a mediano plazo, y específicamente una candidatura a gobernador en 2011. "No es el momento para especulaciones de esa naturaleza", se limitó a decir. Pero el análisis de los resultados indican de que Cano se convirtió en el principal referente opositor, y es cierto, para las próximas elecciones quedan dos largos años.
"Es necesario construir una alternativa distinta en la provincia, con propuestas y con gente nueva. Nuestro desafío es consolidar el espacio a partir de mañana en la provincia para que en el 2011 podamos disputar cada comuna, cada intendencia, cada Concejo Deliberante y construir una nueva mayoría en la provincia", agregó en otro momento un eufórico Cano, quien fue secretario de Extensión Universitaria de la UNT durante el la gestión de Mario Marigliano al frente de la casa de altos estudios.Justamente desde allí Cano cimentó buena parte de su trayectoria política.
Buen orador y un crítico permanente de la gestión de Alperovich, Cano enfatizó que el espacio que lideró se construyó con mucha "mucha mística, con toda la dirigencia y la militancia del Interior.
También argumentó que a lo largo de toda la jornada, recibió "más de 50 llamadas en el celular. Hablé con Gerardo Morales, temprano. No estaban los resultados aún. Compartiendo con Fabián Silva Molina, uno de los grandes responsables del posicionamiento del Acuerdo Cívico y Social en Tucumán".
Desde el 10 de diciembre, cuando Cano asuma como senador, será reemplazado en la legislatura provincial por el ex concejal y actual co-interventor del radicalismo, Federico Romano Norri. Este último completará el mandato en el Parlamento local, en 2011.
Con el correr de las horas, se confirmaba que Casañas prácticamente tenía asegurado su lugar en Diputados, lo que no hizo más que aumentar los niveles de euforia.
Los números dejaban en claro que la alianza política tuvo un aceptable desempeño en las grandes conglomerados urbanos, además de Capital se hizo una buena elección en Yerba Buena, donde alcanzaron casi el 26 por ciento de los sufragios.
En Simoca, un bastión radical de siempre, llegaban casi al 18 por ciento, en tanto en el resto de la provincia los guarismos giraban en torno al 16 por ciento, en consonancia con los números generales de la provincia.
Las estimaciones indican que, tanto en Capital como en Yerba Buena, los ruralistas de Casañas hicieron su aporte al caudal total de votos, y cerca del bunker radical buena parte de ellos llegó para festejar. Ahora, habrá que ver cómo sigue la historia entre los dos sectores de cara al futuro, porque Casañas, sin pertenencia partidaria, seguramente en el Congreso se sumará al bloque que conformarán otros representantes de los productores.

El peso del campo

Avanzado el escrutinio oficial, la Comisión de Enlace expresó una enorme satisfacción por el resultado de la elección. Según estimaron en el bunker instalado en Buenos Aires, al Congreso ingresarán once diputados, una senadora y por lo menos dos legisladores provinciales que apoyan la causa del campo, además de superar los cien concejales en las distintas jurisdicciones.
Asimismo, las entidades monitorearon los votos obtenidos aquellos candidatos que apoyan las propuestas de su sector y los contrastaron con los votos obtenidos por el kirchnerismo. En este sentido, concluyeron que "las propuestas federales del campo tienen un apoyo del 57,6% del electorado, frente al 28,6% de las listas que apoyan las políticas del Gobierno".
Pasadas las 23, el campo elaboró un informe en el que apuntó a la elección de al menos once diputados, incluyendo a Gumersindo Alonso (Córdoba), Estela Garnero (Córdoba), Lucio Aspiazu (Corrientes), Pablo Orsolini (Chaco), Jorge Benedetti (Entre Ríos), Hilma Ré (Entre Ríos), Jorge Chemes (Entre Rios), Ulises Forte (La Pampa), Ricardo Buryaile (Formosa) Juan Casañas (Tucumán), Alfredo Olmedo (Salta). Esto además de la candidata a senadora nacional Josefina Meabe de Mathó.
En la sede central de la Federación Agraria, en Rosario, siguieron los resultados los presidentes de esa entidad, Eduardo Buzzi, y de Coninagro, Carlos Garetto. EL SIGLO WEB